Del 19 al 23 de Julio realizamos la campaña de GEA Nº 116 en “Hoyo Colorado”, Mendoza, luego de la cual visitamos la cueva “La Salinilla”, departamento de Malargüe, provincia de Mendoza.

 

Nuestro querido amigo Sergio “Choro” Vicencio nos brindó el apoyo logístico permitiéndonos alojarnos en su hogar y con la movilización en su camioneta, además de ocuparse de la comida, que incluyó el mejor chivito de Argentina. Sobretodo agradecemos su compañía y conocimientos de la zona y su ayuda en la exploración y reconocimiento del área.

 

La zona explorada corresponde al Volcán Hoyo Colorado, de un diámetro de 400 metros y abierto hacia el sureste. Se trata de un volcán monogenético de lava de bloques de composición andesítico-basáltica de olivino y anfíboles totalmente oxidados y que correspondería a las manifestaciones efusivas más recientes, de edad pleistocena tardía-holocena, localizadas en un ámbito extra-andino, a 70km al este del frente volcánico principal.

Durante la campaña descubrimos 9 cuevas, las cuales relevamos con cinta y brújula. Algunas partes de las mismas resultaron inaccesibles debido a que no contábamos con equipo técnico para descensos, por lo cual no pudimos explorarlas.  La cueva El Cajón Largo fue la de mayor desarrollo que encontramos, con aproximadamente 20 metros. El Volcán Hoyo Colorado en su totalidad tiene aproximadamente 500 hectáreas, de las cuales pudimos recorrer aproximadamente 15. Por este motivo nos queda la ilusión y el objetivo de poder encontrar muchas más cuevas en próximas campañas.

Pudimos comprobar que sin importar la época del año, se puede explorar la zona. Esta vez tocaron días cortos y algo de frío. Idealmente el verano sería la mejor época para recorrer la zona, especialmente por las horas luz.

 

Aprovechando la cercanía a la ex-yesera de Pocho Lemos desde la casa del Choro, hicimos una visita a la cueva La Salinilla. Allí nos conmovió la cantidad de espeleotemas encontrados y el desarrollo de la cueva. Lamentablemente no pudimos continuar por un conducto por el cual se accede a una laguna interna.

 

Culminamos la campaña con la tranquilidad de haber hecho un gran trabajo y sumado experiencia en cuevas, haciéndolo de forma distendida y sin presión, pudiendo disfrutar cada momento.  Volvemos con el entusiasmo de seguir creciendo y aprendiendo de las cuevas. En un futuro organizaremos más campañas en la zona, sumando más gente y haciendo nuevos descubrimientos.

 

J.A. Cires Morán y L. Zungri

 

Ph: J.A. Cires Morán

 

Del 6 al 13 de febrero el Grupo Espeleológico Argentino (GEA) realizó una campaña exploratoria en la cordillera de Los Andes, en el departamento Malargüe de la provincia de Mendoza. El objeto de la misma fue evaluar el potencial espeleológico de los afloramientos de yesos y calizas jurásicas que existen entre las nacientes del arroyo El Deshecho y la laguna Cajón Grande, donde realiza exploración minera la empresa Meryllion Argentina S.A. 
La importancia de procesos kársticos en altura o “Andes kársticos” son reconocidos e incorporados a estudios y bibliografía consultada recién en los últimos tiempos; en relación con los fenómenos de deshielo.
Para acceder al sitio, ubicado a unos 20 km al sur de Las Leñas, se contrataron mulas y caballos, realizando una travesía por el valle del arroyo El Desecho hasta sus nacientes para cruzar a la cuenca del arroyo Cajón Grande.
Para la ejecución de los trabajos se estableció un campamento en el valle de Cajón Grande, cerca de la laguna homónima, desde la cual partieron a caballo las exploraciones hacia distintos puntos de interés, previamente teledetectados en imágenes satelitales de alta resolución espacial, y mapeados mediante un sistema de información geográfica (SIG).
Participaron de esta campaña del GEA: Horacio Costa, Walter Calzato, Mariana Paparás, Silvia Sicilia y Gabriel Redonte, acompañados por el geólogo José A. Cires, y tres baqueanos. Las exploraciones, arrojan como resultado el 
descubrimiento y relevamiento de una decena de cavidades, principalmente en yesos.
El estudio se enfocó principalmente en los afloramientos de la Fm Auquilco y en menor medida de la Fm La Manga, de edad jurásico tardío ambos e integrantes del Grupo Lotena, asociado a un ciclo sedimentario de extensión regional.De las cuevas se destacan la caverna Cajón Grande, de unos 125 m de desarrollo, que posee un lago temporario en su sala principal, de 30 x 40 m de lado, al cual se accede mediante un talud de 10 m de desnivel; y la caverna Osvaldo Martínez, bautizada de esta manera en homenaje a nuestro socio y amigo fallecido pocos meses atrás.
Esta última se abre en el fondo de una dolina, comunicando distintas galerías, muchas de ellas con indicadores de circulación de agua por conducción forzada, con un desarrollo estimado en unos 200 m. Todas las cuevas descubiertas fueron referenciadas con GPS y croquizadas a fin de catastrarlas e informarlas al inventario de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza.
Este proyecto significó un desafío especial por tratarse de una exploración en una zona remota y hasta hoy vírgen para la espeleología. No habría sido posible sin la cooperación de la empresa Meryllion Argentina S.A. Los datos obtenidos permitieron registrar las cuevas en el catastro Nacional de Cavidades Naturales que administra la Unión Argentina de Espeleología (UAE).