Estado ambiental de las cuevas

de la costa del Río Paraná

Cueva el Torito (Foto: Gabriel Redonte)

 

Abstract

Environmental status of the caves on the coast of the Paraná River

The caves located on the coast of the Paraná River are carved into the ravine that overlooks the river. Geomorphologically it is a paleocliff that was active during the Holocene, during the Querandino period there was an ingression of the Atlantic Ocean that came close to what is now the city of Rosario. In this period the sea level reached almost 10 meters above the current level, approximately 10,000 years ago.

What is observed today as a ravine on the south bank of the river, is the result of the marine carving action during that period on the deposits of the Pampean and Post-Pampean Sediments. The height of this ravine varies along the coast, reaching almost 20 meters near the Luján River mouth, and about 8 meters in the visited area of ​​Vuelta de Obligado and Ramallo. During this campaign, the impact suffered by the cavities located in these places was not only analyzed, but their respective blueprints and georeferences were also made.

Descripción de las cavidades prospectadas

Cavidades de Vuelta de Obligado

 

Las cuevas ubicadas en la costa del Río Paraná se hallan labradas en la barranca que da al río. Geomorfológicamente se trata de un paleoacantilado que estuvo activo durante el Holoceno, durante el período querandinense se produjo una ingresión del Océano Atlántico que llegó cerca de lo que hoy es la ciudad de Rosario. En este período el nivel del mar llegó a casi 10 metros por encima del nivel actual, aproximadamente hace 10000 años. Es así como lo que hoy en día se observa como una barranca en la margen sur del río, fue labrada por acción marina durante ese período sobre los depósitos de los Sedimentos Pampeanos y Post-Pampeanos. La altura de esta barranca varía a lo largo de la costa, llegando a medir casi 20 metros cerca de la desembocadura del río Luján, y unos 8 metros en la zona visitada de Vuelta de Obligado y Ramallo.

Las cavidades que se encuentran en la barranca tienen una génesis marina inicialmente, pero también tienen influencia de procesos de acción fluvial y de remoción en masa. La barranca se encuentra geomorfológicamente activa por la acción de estos últimos dos agentes.

 

 

 

 

Cavidades de Ramallo

Cueva el Torito (Fotos: Gustavo Lentijo y Gabriel Redonte)

Respecto del impacto antrópico se puede dividir el área visitada en dos sectores, Vuelta de Obligado y Ramallo. En la zona de Vuelta de Obligado y alrededores, el asentamiento urbano se extiende hasta el borde superior de la barranca, y en algunos casos las viviendas precarias en la zona aledaña al frente de esta escarpa toman terrenos públicos ribereños. 

Esto genera un fuerte impacto ambiental local, a lo largo de la barranca donde se localizan las cuevas, observándose amontonamientos de residuos de todo tipo que son arrojados desde la zona alta de la barranca, quedando objetos peligrosamente colgados en la vegetación o terminando dentro de las mismas cuevas, muchas de las cuales son un repositorio de basura. Estos basurales son un evidente riesgo de contaminación y llegan al río en los períodos de crecidas.

Alero María Juana (Fotos: Gustavo Lentijo)

 

 

 

El alero María Juana es de dimensiones pequeñas, pero a pesar de esta característica se puede observar una gran acumulación de basura y una pequeña acumulación de agua. La cueva el Torito cuenta con una boca de entrada muy amplia y con dos galerías que se van achicando a medida que uno se adentra en ellas, y se puede observar también basura dentro de la misma. En la cueva los Cráneos se pueden observar desechos pero también, muchos caparazones de caracoles de río depositados durante las crecientes del río Paraná. La cueva presenta al ingresar, una gran pendiente hacia el interior. La cueva Llovida tiene un acceso muy estrecho, es poco extensa, tiene una pendiente muy similar a la cueva los Cráneos, además de una caída constante de agua en la entrada. La cueva los Murciélagos es más extensa y aunque no pudimos observar ningún tipo de fauna, pudimos observar mucha menos basura que en las otras cavidades. También un derrumbe cercano a la boca que no se detalla en la topografía efectuada por GEA en 1981.

En esta zona también se encuentra el Parque Histórico Natural Vuelta de Obligado, que funciona como reserva municipal y refugio de vida silvestre, donde

se encargan de proteger principalmente la avifauna y los bosques autóctonos. Actualmente se encuentran en trabajos de concientización a la población y limpieza de las áreas naturales. Incluyendo la limpieza de la cueva La Salamanca e instalación de cartelería en su entrada referida a su valor geológico, paleontológico y ambiental.

Esta cueva dispone ahora de un acceso fácil en vehículo, y la promoción turística que realiza el municipio construyendo un amplio parque y playa frente al río a pocos metros de la misma inducen a un incremento de visitantes a la misma. Durante nuestra visita notamos que la cueva se encontraba libre en general de botellas y otros desperdicios que era habitual hallar, pero a su vez había mayor flujo de visitantes, ingresando incluso con mascotas. No se observaron murciélagos durante la visita, aun cuando el sitio es hábitat permanente de Myotis dinellii, Myotis levis, y de la especie migratoria Tadarida brasiliensis. Toda la zona aledaña a Vuelta de Obligado ha sido declarada  Área de Importancia para la Conservación de los Murciélagos (AICOM) por parte del Programa de Conservación de Murciélagos de Argentina (PCMA). Sí pudimos observar muchos arácnidos. Luego de nuestro viaje nos enteramos que avanzaron con las obras de conservación, completando la construcción de un deck o pasarela en la entrada de la cueva para que el público observe desde allí la cavidad.

 

Cueva los Cráneos (Fotos: Gustavo Lentijo)

Cueva la Salamanca (Foto: Diana Paparas) 

 

Las Cavidades de la localidad de Ramallo

Por otro lado, unos kilómetros al norte, en la zona de la localidad de Ramallo, en el Partido homónimo, la actividad industrial tiene un mayor desarrollo, principalmente en los puertos cerealeros, tanques de almacenamiento y astilleros localizados próximos a las barrancas del río Paraná. A esto se suma la actividad turística y pescadores que acceden a la costa a través de embarcaciones, o bien a pié desde los campings, cuando la altura del río lo permite. Algunas de estas personas usan pequeños aleros como refugio. La cueva de Los Lechuzones, así como las cavidades Árbol Partido y Clavel del Aire afortunadamente no registran mayores impactos, excepto algunos desperdicios que en parte arrastra el río en sus crecidas, debido a que se localizan en un sector de profusa vegetación, a unos 100 m de la costa. Se observó un murciélago en la visita efectuada, grillos y arácnidos, además de numerosos helechos en su sector frontal y en el alero que conforma la cavidad en su boca, donde también se observan nidos de avispas.

 

Cueva los Lechuzones (Foto: Gabriel Redonte)

Cueva el Árbol Partido (Foto: Gabriel Redonte)

Artículo

Mariana Paparás

Gabriel Redonte

Abstract

Miriam Bamondi

A Heading

Another Heading

 

Yet Another Heading

Cueva la Salamanca (Foto: Gustavo Lentijo)

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>